El «lado B» de la expansión monetaria que encaró el Gobierno el año pasado para hacer frente a la pandemia por el coronavirus fue el exceso de liquidez, que se tradujo en un boom de emisiones en el mercado local. Norberto Quirno encabeza la gerencia de Mercado de Capitales y Banca de Inversión del Banco Galicia, entidad que lideró las colocaciones de obligaciones negociables en los últimos 12 meses.

«Las emisiones de inversores que buscaron cobertura contra la inflación y contra la devaluación, fueron las estrellas del año pasado», explicó. En diálogo con El Cronista analizó el fenómeno y definió cuáles son las perspectivas para el mercado de duda corporativa local en este 2021.

Lea la nota completa haciendo clic aquí.