En una nueva edición del conversatorio CCAC, dialogamos con el dirigente político Ernesto Sanz, quien entrevistado por nuestro socio Carlos Saravia Frías, hizo un profundo análisis del estado actual de la política argentina. “La oposición necesita lograr unidad a través de un mensaje más claro para una sociedad que necesita de guías más claras; generar un liderazgo social sobre cuáles son los valores y sectores que representa; firmeza; y mostrarle a la sociedad que hay alternativas.”

A su vez, reflexionó acerca de la situación presente de la coalición, aclarando que “Juntos por el Cambio sigue siendo una coalición electoral, todavía no una coalición política. En los años de gobierno fue una coalición electoral-parlamentaria. Tiene el desafío de pasar de grado y esto se logra con mucha unidad de criterio, reglas de funcionamiento, un sistema para resolver las divergencias al interior y teniendo un liderazgo.” En relación a esto último, opinó que lo primordial es contar con reglas, que los liderazgos irán surgiendo. Y destacó “Me gustaría que sean nuevos líderes” que logren renovar a la oposición.

Al referirse al escenario económico argentino, describió que “estamos viviendo en el péndulo del mercadocentrismo hacia el estadocentrismo. Ambos extremos son peligrosos. La pregunta es, cuánto Estado estamos en condiciones de soportar. Y no es un problema de tamaño sino de qué tipo de Estado y de intervención estatal estamos dispuestos a soportar”

En cuanto al debate economía versus sanitarismo, expresó que “no hay versus. No creo en esa antinomia como tampoco creo en todos los prejuicios que se posicionan a ambos lados. La política debería enlazar esos conceptos para ver cuál es la síntesis que pueda generar la salida.” Y en esta misma línea, habló de una agenda post pandemia y del federalismo fiscal, al opinar que “a menor federalismo público de cooptación es necesario un mayor federalismo privado de cooperación. Una red en el ámbito privado, que en todos los terrenos haya mayor integración y cooperación federal.”