Con presencia en 162 países, a través de sus 1591 oficinas y con más de 80.000 empleados, BDO registró, al 30 de septiembre de 2018, ingresos anuales que alcanzaron los 9 mil millones de dólares. Esto significó un incremento del 10,7% en relación al mismo período del año anterior, convirtiéndola en una de las empresas de más rápido crecimiento de su sector.El gran desempeño logrado a nivel global fue reconocido con el premio International Accounting Bulletin (IAB) Network of the Year, galardón recibido por segunda vez en los últimos tres años.Tras otro exitoso año de crecimiento, Keith Farlinger, CEO de BDO, concluyó: “No hay que descansar en los laureles: el mundo se transforma a una velocidad muy rápida y necesitamos seguir atrayendo a los mejores talentos para continuar brindando no sólo un buen servicio a nuestros clientes, sino un servicio excepcional”.