La compañía finlandesa Wärtsilä, uno de los mayores fabricantes de soluciones de generación de energía del planeta, proveerá cinco centrales eléctricas que apoyarán el desarrollo del sistema argentino de energía. La producción combinada de las cinco plantas térmicas alcanzará los 381 megawatt (MW) de potencia eléctrica. En tanto que la instalación de los proyectos demandará una inversión superior a los US$ 400 millones.

Wärtsilä suministrará los motores de combustión interna multicombutible de última generación que equiparán tres usinas eléctricas en Santa Fe que fueron contratadas por la firma Industrias Juan F. Secco S.A. Las plantas tendrán, en conjunto, una capacidad instalada de 192 MW y estarán operativas durante la segunda mitad de 2017, según el compromiso asumido por las empresas ante CAMMESA, la compañía que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Las centrales estarán equipadas con motores Wärtsilä multicombustbile y funcionarán principalmente a gas natural y fuel-oil como combustible de reserva. Las dos primeras serán equipadas con trece motores Wärtsilä 20V34DF, mientras que la tercera contará con cuatro motores Wärtsilä 18V50DF.

Alberto Fernández, Director Regional de Wärtsilä Energy Solutions, aseguró: «Estamos muy contentos de ser parte del fortalecimiento de la red nacional en Argentina. Estas plantas, con una potencia total de 381 MW, incrementarán cinco veces la capacidad instalada de Wärtsilä en Argentina».

A su vez, Wärtsilä proveerá la tecnología para construir una central termoeléctrica en Pilar, en la provincia de Buenos Aires, por un total de 100 MW. La planta será operada por la firma Albares Renovables y entrará en funcionamiento en agosto de 2017. La compañía finlandesa, que en 2015 facturó ventas netas por más de 5.500 millones de dólares a nivel mundial, también equipará una planta de 89 MW de potencia en la localidad de Caimancito, en Jujuy, que fue contratada por Sullair Argentina S.A. uno de los principales proveedores de energía descentralizada de sistema Argentino. Quienes ofrecieron diferentes propuestas en la licitación tanto con motores como con turbinas.

Estos proyectos derivados de una licitación realizada por CAMMESA, el operador nacional del sistema eléctrico, en nombre del Ministerio de Energía y Minería de la Argentina,  apuntan a desarrollar y fortalecer la red eléctrica con el fin de asegurar el suministro de energía a la población y a la industria con una potencia fiable.“Estamos muy conformes con los resultados obtenidos en la licitación, esto se debe a que los clientes han confiado en la tecnología Wärtsilä y a la transparencia de los métodos de evaluación que se aplicaron en el proceso de licitación. Lo que permitió que nuestra tecnología pueda diferenciarse por su alta eficiencia tanto en gas como en combustible líquido, como así también por la posibilidad de utilizar fuel oil como combustible alternativo.” Comentó Gaston Giani, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä.

El gas natural, principal combustible de las plantas de energía, no suele estar disponible durante varios meses del año, motivo por el cual la tecnología multicombustible, altamente eficiente de Wärtsilä, se convierte en una solución muy adecuada. También es especialmente competitiva, debido a su capacidad de emplear fuel-oil como combustible alternativo  a un costo mucho más bajo que el Diesel que utilizan otras tecnologías.