En el marco de su estrategia de sustentabilidad, la entidad bancaria ratifica su compromiso con proyectos innovadores, económicamente viables y con vocación de escala, que busquen generar un alto impacto social o ambiental a través de los productos que comercializan o servicios que ofrecen.

La línea de Mezzofinanzas se creó para brindar una respuesta a la escasa oferta crediticia existente en el sistema financiero argentino para el segmento compuesto entre los destinatarios de los microcréditos y las Pymes ya consolidadas.

Los destinatarios pueden ser personas físicas, jurídicas u Organizaciones de la Sociedad Civil (OSCs). Podrán acceder a un monto máximo de financiación por proyecto de $1.000.000 para destinarlo a inversión productiva o capital de trabajo. Tiene una tasa nominal anual (TNA) que empata a la ofrecida en línea productiva (22%) por un período de hasta 60 meses con 12 meses de gracia sobre el capital. En primera instancia, cada uno de los casos se presenta en un Comité de Evaluación de Impacto donde se evalúan de acuerdo a ciertos criterios de sustentabilidad previamente establecidos por el Banco. Una vez cumplida y aprobada esta instancia, se realiza el análisis de riesgo crediticio correspondiente, iniciándose el circuito normal de crédito.

A lo largo de 2015 se recibieron más de 50 consultas, 19 presentaron su proyecto para ser evaluado como potencial tomador de la línea, 18 fueron aprobados por el Comité de Evaluación de Impacto, y 16 cuentan con la aprobación del área de análisis crediticio.  Hasta el momento, se acompañaron 10 proyectos por una suma total de $5.000.000.