El yacimiento se encuentra ubicado en la Cuenca Austral, en la concesión Santa Cruz I y es el primer descubrimiento exploratorio de CGC desde abril de este año, cuando la compañía tomó posesión de las áreas que adquiriera a Petrobras Argentina en los primeros meses del corriente año.

La transacción comprendió a 26 áreas de concesión junto a toda la infraestructura necesaria para la exploración exploración, producción, operación, tratamiento y almacenamiento de esos hidrocarburos.

La venta de la participación de Petrobras en la Cuenca Austral permite a la compañía del grupo que conduce Eduardo Eurnekian operar en un área de concesión de 11.500 kilómetros cuadrados, que tienen plazo de vigencia que varía entre 2017 y 2037.

La producción aproximada de estos yacimientos es de 15.000 barriles de petróleo equivalente por día, en la participación de Petrobras Argentina.

Se estima que el descubrimiento podría aumentar en un rango de 40 a 50 BCF las reservas de gas de CGC en la Cuenca Austral. BCF es la unidad utilizada para medir el volumen de reserva de gas natural.