El ex Embajador argentino en Francia visualizó varios ejes por los que transita el panorama mundial actual: la crisis en Medio Oriente, la inacción tras la firma de los protocolos medioambientales y la decadencia de la religión fueron algunos de ellos.