Las viviendas , organizadas en edificios de deparamentos dúplex, están ubicadas en pleno centro de Copiapó para favorecer su inserción social. Ofrecen una calidad de vida superior al estándar de viviendas sociales en el país, `por su distribución y por su metraje, 75 metros cuadrados.

El Ministro de Vivienda y Urbanismo chileno, Rodrigo Pérez, encabezó la ceremonia de entrega de viviendas del proyecto Renacer, en la ciudad de Copiapó, iniciativa liderada por el gobierno de Chile y que ha contado con el apoyo de la minera Barrick, la ONG Un Techo para Chile y la Corporación de Dirigentes de Campamentos.

El evento, que destacó por su emotividad y por la alegría de todos los involucrados, fue la culminación simbólica de un largo y multidisciplinario trabajo de inserción social con familias de escasos recursos de Copiapó, Región de Atacama. Con las llaves de sus nuevas viviendas ya en sus manos, las 125 familias beneficiadas inician una nueva etapa en sus vidas.

Las viviendas de Renacer, organizadas en edificios de departamentos dúplex, están ubicadas en pleno centro de la ciudad de Copiapó y no en la periferia, elemento que favorece su inserción social. Ofrecen una calidad de vida superior al estándar de viviendas sociales en el país, por su distribución y porque cuentan con un mayor metraje, con 75 metros cuadrados. Además de la construcción y entrega de viviendas definitivas, el proyecto Renacer se la jugó por la inserción social de las familias, con programas implementados por Un Techo para Chile.

«Estamos muy felices por las 125 familias, especialmente por las 40 que viven en campamentos, quienes a partir de hoy podrán soñar con un mejor futuro para sus hijos. El Gobierno del Presidente Piñera continuará el apoyo permanente a los hogares de menores recursos, y de sectores emergentes y medios, con la entrega de casi 200 mil subsidios durante 2013», dijo el ministro Rodrigo Pérez.

El costo total del proyecto Renacer fue de aproximadamente 1.800 millones de pesos. El Minvu financió cerca del 83%; Barrick, aproximadamente el 13%; y las familias beneficiadas, a través de la Corporación de Dirigentes de Campamentos, cerca del 4 %.

«Como empresa minera estamos muy orgullosos de haber formado parte de esta alianza con el gobierno y las familias. Creemos que este tipo de trabajo en conjunto es la clave para el desarrollo de un país», dijo el director de Operaciones de Barrick en Sudamérica, Robert Mayne-Nicholls.