Con la instalación de un nuevo tótem, creación del pueblo originario Kwakiutl y danzas autóctonas de la región.

Durante la ceremonia se instaló un nuevo Tótem, tallado por el artista Stan Hunt, de la Primera nación Kwakiutl de Canadá, y se realizaron danzas autóctonas de la región.

 

Los sofisticados diseños de figuras antropomorfas y de animales como la ballena, el cuervo, el oso, el salmón, que forman parte de la imaginería de los pueblos originarios de la isla de Vancouver, han sido tallados directamente en el tronco de la noble madera del cedro rojo con herramientas artesanales.

Símbolo de lo que une a los distintos pueblos habitantes de una misma tierra, la escultura fue traída desde British Columbia.

Haciendo honor al antiguo proverbio de los habitantes de la región: “estamos en la Tierra, la Tierra está en nosotros”.